Doradas de invierno.

Después de una de las ultimas salidas que hice a pesca de fondo a cebo, mis dos compañeros me pidieron ir a por doradas, con una sonrisa les dije; – “para pescar doradas, hay que ir….. una y otra vez”. Pero me quedé con el resquemor de hacer una jornada para ir en su búsqueda, se trata de buscar la dificultad de la pesca para que aun me enganche mas si es que puede.

Y así fue mi ultima salida, en búsqueda de doradas de invierno.

P1070378-300x258

 

 

 

 

 

 

 

De camino a la zona prevista, una de las cañas que llevábamos al curri nos hacia ilusionarnos con una picada que levanto a mi padre de su asiento, la cogió rápidamente y comenzó la pelea, el carrete chillaba una y otra vez, el recogía 10 metros e inmediatamente le sacaban 30, muy agresivo y fuerte era lo que había en el otro extremo del sedal. Se barajaban varias especies, un palometón, una serviola, un bonito…. no saltaba fuera del agua, así descartamos la anjova o la llampuga.

P1070385-300x198

 

 

 

 

 

Resulto ser este potente bonito, que en varias ocasiones pidió linea enérgicamente y acabó por agrandar la sonrisa de mi padre, que lo disfrutó al máximo.

Llegados a la zona prevista, nos liamos con distintas especies, aunque las doradas que andábamos buscando no aparecían, a cambio nos visitaron, pageles, sargos…..

P1070401-254x300 P1070398-300x274

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta que por fin, hicieron acto de presencia las chicas del antifaz dorado.

P1070405-258x300 P1070410-300x283

 

 

 

 

 

 

 

 

Una mañana muy divertida y el objetivo, aunque era difícil, ha sido conseguido.

 

Nuevos retos, mas dificultades, mejorando para disfrutar mas y mas.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + trece =